Noticias

Valladolid acoge una experiencia pionera para reciclar suelas de zapato

Enviar Nota Imprimir 05/02/2013 • Innovación en productos

El proyecto cuenta con la colaboración del centro Cartif miembro de ASICE


Dos centros de investigación (Cartif en Valladolid y el Centro Tecnológico del Calzado, en La Rioja) y dos empresas riojanas del sector del calzado (Garamryga y Cauchos Ruiz Alaejos) han iniciado el pasado mes de noviembre (hasta diciembre de 2014) los trabajos para recuperar y reciclar suelas de zapato.

Un tipo concreto de estas, las de las botas de seguridad que se utilizan en determinados trabajos, están fabricadas a partir de un tipo de plástico que se denomina espuma de poliuretano. Cuando estos zapatos dejan de ser utilizados, son enviados al vertedero y solo un porcentaje muy pequeño de las suelas son recicladas mediante un proceso mecánico. Se estima que al año se generan unas 200 toneladas de espuma de polietileno procedente solo de suelas de zapatos.

Alicia Aguado, investigadora de la división de Medio Ambiente de Cartif, explica que el proyecto tiene su origen en una de las líneas de investigación del centro en torno al reciclado químico de residuos plásticos como polietileno (PET) o las propias espumas de poliuretano, informa Dicyt.

«Hemos investigado las espumas de poliuretano que proceden de los asientos de los coches y se detectó la necesidad de tratar también los residuos de estas espumas que se generan en el sector del calzado. Como en los últimos años se ha incrementado mucho el uso de ese tipo de material en las suelas de las botas de seguridad decidimos tratarlo, y como ya teníamos experiencia con el reciclado de asientos de poliuretano, pensamos que también se podría hacer con estas suelas», recuerda la investigadora.

A través de distintos procesos químicos es posible romper las cadenas del polímero para volver al monómero inicial o a otras sustancias que pueden aprovecharse para producir nuevo plástico. Como explica Aguado, mediante este reciclado «podemos obtener el material de partida de las espumas de poliuretano, que es un poliol, y con ese poliol las empresas del consorcio del proyecto pueden volver a fabricar espumas para hacer las suelas.

 

Fuente: elnortedecastilla.es

Calendario de Eventos
ASICE    Externo