Noticias

I+D+i: rectificar (y mejorar) es de sabios

Enviar Nota Imprimir 31/12/2012 • Varios

Reaparecen ciertas bonificaciones en las cotizaciones a la Seguridad Social a favor del personal investigador


El texto del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado remitido al Senado por el Congreso contiene una novedad de gran transcendencia para las empresas que realizan actividades de I+D+i. En concreto, la disposición adicional sexagésima quinta prevé reintroducir la aplicación de ciertas bonificaciones en las cotizaciones a la Seguridad Social a favor del personal investigador.

Recordemos que las bonificaciones en las cotizaciones a la Seguridad Social correspondientes al personal investigador fueron introducidas en nuestro ordenamiento jurídico en 2007 y estuvieron vigentes hasta el pasado 15 de julio, fecha en la que fueron derogadas por el Real Decreto Ley 20/2012, de 13 de julio, de Medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad.

El sistema de bonificaciones a la Seguridad Social que estuvo vigente desde 2007 a julio de 2012 consistía en la posibilidad de aplicar una bonificación del 40% respecto de las cotizaciones por contingencias comunes correspondientes al personal investigador que con carácter exclusivo se dedicase a actividades de I+D+i. El sistema alcanzaba al personal investigador con contrato indefinido o en prácticas o temporal por obra y servicio determinado siempre que, en este último caso, el contrato tuviese una duración mínima de tres meses.

No obstante, esta bonificación presentaba una limitación muy significativa puesto que la misma resultaba incompatible con la aplicación en el mismo periodo de los incentivos fiscales previstos para la realización de gastos de I+D+i (a grandes rasgos, deducción en la cuota del impuesto sobre sociedades del 25 o el 42% de los gastos incurridos en dichas actividades), lo que, en la práctica, redujo los supuestos en los que resultaba de interés optar por la aplicación de la bonificación a los casos, frecuentes en la actualidad, de entidades que obtuviesen pérdidas o beneficios en cuantía insuficiente como para poder aprovechar en su impuesto sobre sociedades la deducción por actividades de I+D+i (recordemos que la deducción está limitada al 25 o 50% de la cuota del impuesto sobre sociedades) o a los casos en los que las actividades de I+D+i fueran desarrolladas por entidades con nula o reducida tributación por impuesto sobre sociedades.

En el texto del Proyecto de Ley de Presupuestos desaparece la incompatibilidad entre la bonificación correspondiente a cotizaciones a la Seguridad Social a favor del personal investigador que se dedique, con carácter exclusivo, a actividades de I+D+i y la deducción en cuota del impuesto sobre sociedades correspondiente al desarrollo de dichas actividades, de modo que, de prosperar la medida, no sólo se rectificará la decisión de derogar el sistema de bonificaciones adoptada en julio, sino que se ampliarán extraordinariamente los supuestos en los que resultará aplicable. En cualquier caso, debe advertirse que el texto del Proyecto de Ley fía los términos que regirán la compatibilidad entre la bonificación y la deducción a un ulterior desarrollo reglamentario, razón por la que habrá que esperar al mismo para conocer en todos sus detalles el alcance de la anunciada compatibilidad. Sea como fuere, es indudable que se trata de una rectificación (reintroducción del sistema de bonificaciones en cotizaciones a la Seguridad Social) y mejora (compatibilidad con el régimen de deducciones a la I+D+i) de gran transcendencia para todos aquellas empresas que desarrollan actividades de I+D+i, más si cabe en el actual contexto de incremento de la presión fiscal.

 

Fuente: Ismael González, abogado de Cuatrecasas, Gonçalves Pereira - elEconomista.es

Calendario de Eventos
ASICE    Externo