Noticias

No hay idea absurda si sabes ponerla en marcha

Enviar Nota Imprimir 17/10/2012 • Varios

Hay quien piensa que el progreso verdadero está en manos de innovadores ilógicos y surge con proyectos que parecen irracionales a priori. Pero funcionan


En épocas difíciles se dispara el ingenio de los nuevos emprendedores. Son ellos los que saben interpretar otros modos de vida y fórmulas de consumo que perviven incluso en tiempo de vacas flacas.

En algunos casos, las ideas de estos innovadores pueden parecer chuscas o descabelladas, pero lo cierto es que acompañan su visión con una gran capacidad para ejecutarlas. Ahí está el éxito.

Esto no es una teoría vacía. Hay quien recompensa esta irracionalidad creativa y eficaz. Un grupo de emprendedores liderado por Daniel Epstein, Teju Ravilochan, Tyler Hartung, y Vladimir Dubovsky ha creado el Unreasonable Institute, una iniciativa que funciona con un lema sacado de George Bernard Shaw: "El hombre razonable se adapta al mundo; el irracional o ilógico persiste en el intento de adaptar el mundo a uno mismo".

El Unreasonable Institute busca montar una red de innovación que impulse nuevas empresas y facilite la inversión para ideas sobresalientes. Valora el hecho de que el innovador sea ilógico, pero también que el proyecto sea económicamente sostenible y pueda aplicarse a un público de al menos un millón de personas.

Entre estos emprendedores inverosímiles hay un español, Pedro Tomás Delgado, fundador de Aquaphytex, una compañía de fitodepuración que se centra en generar empleo y nuevos valores desde una óptica social. Uno de sus grandes proyectos de potabilización se desarrolló en Mali, donde se ha abastecido de agua a miles de personas.

El Unreasonable Institute ha promocionado además proyectos como Global Cycle Solutions, que usa motos o bicicletas para que puedan funcionar teléfonos móviles o máquinas desgranadoras en entornos rurales; o Who Gives a Crap, que emplea los beneficios de la venta del papel de baño para obras de acometida de aguas y alcantarillado en países pobres.

Pero esta creatividad eficaz ha dado lugar a otras empresas ilógicas que también tienen éxito:

Make The City Sound Better facilita que algunos taxis londinenses creen música basándose en el entorno de la ciudad por el que viajan. Esta original manera de reinterpretar los negocios de la personalización tiene que ver con el concepto desarrollado por Scent of Departure, una compañía de perfumes francesa que se basa en el hecho de que millones de viajeros que pasan por los aeropuertos quieren retener experiencias. Scent of Departure ha capturado el olor de diversas ciudades para crear recuerdos personalizados de 50 mililitros en Múnich, Viena, Estambul, Budapest o Fráncfort a 29 euros la botella.

En este mundo de la cosmética, y también de la personalización, American CryoStem Corporation ha desarrollado una línea de productos antienvejecimiento que utiliza las células madre de los propios clientes, obtenidas tras una liposucción.

Alguno de estos negocios que pueden parecer ilógicos tienen un componente de I+D interesante: la compañía japonesa MX Underwear ha desarrollado una línea de ropa interior que incorpora la nanotecnología para combatir el mal olor corporal.

El más difícil todavía lo consigue la británica Catalytic Clothing, cuyo argumento de venta es haber desarrollado la tecnología necesaria para crear prendas de vestir que purifican el aire alrededor de quien las lleva puestas.

También en Reino Unido, Rainbow Winters apuesta por la moda interactiva: prendas que responden al contacto con la luz, el agua e incluso los sonidos y así cambian de color.

Algunas aplicaciones como Local Books ayudan a los amantes de la literatura a estar cerca de sus autores favoritos. Proyectos como Naked Writer satisfacen a los que persiguen la inmediatez e invitan a los seguidores a empezar a leer antes de que el original esté terminado. En este caso se completan novelas frente a una audiencia online utilizando Google Drive.

 

Fuente: Expansión.com

Calendario de Eventos
ASICE    Externo